Repasando viajes

043 - Repasando viajes - Famara

Panorámica de la Playa de Famara. Foto compuesta a partir de 7 tomas verticales.
Localización : Playa de Famara, (Lanzarote), diciembre de 2010.
EXIF: Cámara: Nikon D80 · 50mm · f6,3 · 1/125” · 100 ISO · Sin Flash.

Aprovechando que he estado preparando un álbum sobre un viaje realizado a Lanzarote, he decidido publicar estas fotos en el blog. Sobre esta isla ya había publicado algunas fotos, en concreto aquellas del Telamon,aquella otra ocasión en la que hablé de las erupciones de Timanfaya o las panorámicas de la isla.

Sigue leyendo

Anuncios

La primera vez

040 - Primera vez

La primera vez
Localización : París, (Francia), abril 2013.
EXIF: Cámara: Nikon D80 · 18mm · f8 · 1/400” · 100 ISO · Sin Flash.

Llevábamos mucho tiempo preparando el viaje y Mario era consciente de que iba a visitar París. Como era un renacuajo y no tenía ningún tipo de referencia visual de la ciudad, pronto empezamos a hablarle de lo que iba a ver. Le hablamos de Notre Dame, del Sena y por supuesto, de la torre Eiffel.

Sigue leyendo

Panoramas

035 - Panoramas - El rio
Panorámica de La Graciosa. Foto compuesta a partir de 10 tomas verticales.
Localización : Isla de La Graciosa, (Lanzarote), diciembre de 2010.
EXIF: Cámara: Nikon D80 · 18mm · f6,3 · 1/80” · 400 ISO · Sin Flash.

Dicen que los habitantes de las islas tienen una forma especial de ser, provocada precisamente por la insularidad. No se exactamente porqué, pero parece ser que marca su carácter, desde los británicos hasta los canarios. Supongo que los rasgos definitorios vienen dados por la sensación de aislamiento, por lo que dichos rasgos no se encuentran a partir de un cierto tamaño del lugar en el que vives. Pongamos por caso Australia, que no deja de ser una isla, aunque su tamaño sea el de un continente. El caso es que puedo entender que en algo ha de afectar a tu forma de ser el residir en un lugar apartado por el mar del resto del mundo, por más que existan hoy en día medios de comunicación y de transporte que te conecten con el resto del mundo. Pero con más razón ha de hacerlo si vives en una isla como La Graciosa, con apenas 29 kilómetros cuadrados y poco más de 650 habitantes. No puedo dejar de pensar que es como un doble aislamiento.

Sigue leyendo

El castillo de San Sebastián

033 - Cádiz - El castillo de San Sebastián
El castillo de San Sebastián
Localización : Castillo de San Sebastián, Cádiz, (España), febrero de 2013.
EXIF: Cámara: Nikon D80 · 78mm · f5,3 · 1/200” · 200 ISO · Sin Flash.

No hay como irse de vacaciones cuando todo el mundo está trabajando. No es por dar envidia ni por ser mala persona, pero da mucho gusto poder visitar lugares sin la aglomeración propia de puentes y épocas estivales. Por contra puedes sufrir las consecuencias de una meteorología inclemente, sobre todo si las disfrutas en pleno invierno. Pero la suerte nos acompañó en nuestra visita a Cádiz en pleno Enero. Y digo suerte con todo el sentido, dado que el día que nos marchamos supimos que el río Guadalete se había desbordado a su paso por Arcos de la Frontera debido a las lluvias incesantes que cayeron por aquel lugar poco tiempo después de nuestra marcha. Por nuestra parte apenas sufrimos un poco de lluvia el día de nuestra llegada; el resto del viaje el cielo se presentó espléndido. Además, jugamos con otra de las ventajas de viajar en invierno, y es que la luz es en general más limpia y los cielos, cuando están despejados presentan un color más saturado, lo cual al aficionado a la fotografía le facilita mucho la tarea.

Sigue leyendo

La costa Atlántica

018 - Puerto de Arosa

Puerto de Arosa
Localización : Arosa, isla de Arosa, (Galicia) Junio de 2012. EXIF: Cámara: Nikon D80 · 18mm · f7 · 1/200” · 100 ISO · Sin Flash.

Siguiendo la fase marinera de la que hablaba hace un tiempo, traigo hoy unas fotos realizadas este verano en la costa gallega. Es esta una costa particularmente bonita. Para mi gusto, más bonita cuanto más al norte te dirijas. He seleccionado tres fotografías. Dos de ellas las tomé en la isla de Arosa, adonde llegamos a la caída de la tarde. Sólo pudimos dar un paseo por el puerto, pero las fotos que pude tomar merecieron la pena. Como sólo pasa algunas veces, los factores se aliaron con el fotógrafo viajero. La luz anaranjada del atardecer, el mar levemente rizado por la brisa, las nubes algodonosas y los barcos meciéndose tranquilamente en el mar.

Sigue leyendo