Primero siempre Kertész

kertesz_tenedor

Tenedor. París 1928


Pocos lugares y pocos momentos de la historia nos han dado tantos maestros de la fotografía como Hungría a finales del siglo XIX y principios del XX. Como salido de una película de Berlanga, el imperio Austrohúngaro brindó al mundo una pléyade de fotógrafos que estarían llamados a redefinir los límites de la fotografía y a dejar su impronta en ella, para ser seguidos después por una legión de artistas, foto-reporteros y documentalistas.

Los hermanos Endre y Kornél Friedmann, que luego serían Robert y Cornell Capa, László Moholy-Nagy, Gyula Halász, despúes conocido por Brassaï, Ergy Landau, Mermelstein Márton, renombrado como Martin Munkácsi, Paul Almásy o el “hispanizado” Juan Gyenes (János Gyenes) y muchos más; y delante de todos ellos, Andor Kertész.

Sigue leyendo