Avatar

El avatar


Hace dos años que no publicaba nada, tanto que la cuenta de Blogger fue cancelada. Básicamente, no disponía de tiempo para poder escribir los artículos. No se si las cosas han cambiado pero al menos me vuelve a picar el gusanillo y me he hecho la propuesta de tratar de sacar tiempo de algún sitio para publicar de vez en cuando. El blog nunca lo pensé más que como archivo personal de mis pensamientos, algunas de mis fotos y poco más, así que allá voy de nuevo. Para empezar me he mudado a WordPress. Y para continuar, he sacado la olla de hacer potajes y me he puesto a realizar sortilegios.


Quiero empezar esta nueva temporada con mi nueva foto de perfil. Básicamente una tarde se me ocurrió hacer un experimento y ver hasta qué punto era fácil crear un poco de fantasía con una foto de base. El primer paso era obtener dicha foto. Me imaginé una pose como si estuviera haciendo un sortilegio, un resplandor mágico en la mano y luego unos rayos saliendo, o algo semejante.

Quería una iluminación puntual surgiendo de la palma de la mano. En un primer momento pensé en utilizar un golpe de flash, pero pronto cambié de opinión. El Flash era demasiado voluminoso y requería girar la mano demasiado o hacer un plano demasiado picado de la toma.

Se me ocurrió entonces utilizar una bombilla de 40w que tenia por casa, con un casquillo y un alargador. Pondría la bombilla en la palma de la mano y usaría su luz como única iluminación. Para evitar tener que montar y desmontar todo el tenderete en las distintas pruebas y tomas, usé un poco de cinta americana para pegar el cable a mi antebrazo y un poco de cinta adhesiva de doble cara para mantener la bombilla fija en la palma de mi mano y además como aislante del calor. Un poco de bricolage permitió añadir un interruptor para evitar tener la bombilla encendida todo el tiempo.

Una vez preparado todo, hice unos disparos de prueba. Definitivamente descarté el uso del flash y como única fuente de luz usaría la bombilla. Cerré las persianas y la puerta , fijé el interruptor en el suelo con cinta americana, de modo que podía pulsarlo con el pie, en una mano la bombilla y en la otra el disparador remoto. La cámara estaba montada en el trípode y en un plano ligeramente inferior a mi cara.

Realicé unos cuantos intentos antes de ajustar correctamente todo. Me sirvieron para comprobar que a pesar del aislante, apenas podía disparar más de cuatro o cinto disparos antes de sentir el calor en la mano. Sin embargo era suficiente; hice varias poses para poder luego elegir la mejor. En total, no más de 15 fotos.

Avatar muestras
Las preseleccionadas (Fotografías reveladas en Lightroom antes del procesado)


Ahora, después de desmontarlo todo, (y de retirar la cinta aislante del antebrazo, la parte más dolorosa), tocaba pasar al post-procesado. Lo primero era revelar las tomas en Lightroom. Afortunadamente, al ser realizadas todas las fotos con las mismas condiciones, revelada una, reveladas todas, (más o menos). En este caso oscurecí bastante las imágenes, haciendo que el histograma se desplazara hacia la izquierda y saturando las sombras. Tenía claro que quería una foto con negros puros. Hice alguna pequeña corrección de brillo y luz de relleno y aumenté la saturación ligeramente. Elegí una foto de todas, la que consideré que me gustaba más y listo. Ahora pasar a Photoshop para añadir la magia.

Hay infinidad de tutoriales para hacer esto y no es el ánimos de este artículo relatar los pasos uno a uno. Básicamente lo que necesitaba era una esfera de energía y algo de resplandor a su alrededor. La bola era sencilla: una capa nueva con una selección circular a la que se le añade un filtro de “nubes de diferencia”. Un poco de retoque añadido y poco más.
capasPor encima de esta capa, añadí otra cuyo contenido es simplemente un degradado circular de el color azul-verdoso a transparente. Simplemente se trataba de tintar el resplandor, jugando con la opacidad para obtener el punto adecuado. A continuación le añadí otra capa más con un destello creado a partir del filtro “interpretar destello”, centrado en la posición de la bombilla. El resto son tres capas distintas que contienen distintos “rayos” creados con varios pinceles de photoshop en color verde-azulado, con distintas opacidades y difuminados.

Pero aún queda un paso más. La bola de energía se encuentra detrás de mi mano, y todos los “efectos” añadidos se superponen a ella. Por tanto ahora toca copiar de la imagen inicial la mano que sostiene la esfera y traerla a primer plano. Afortunadamente con paciencia y la ayuda inestimable de una tableta gráfica, hacer la selección precisa es pan comido. Con el ratón me hubiera llevado mucho más tiempo. Una vez copiada y en primer plano, hay que repasar el recorte. Aún así se nota mucho el punto de corte, de modo que un poco de trabajo con la herramienta “difuminar”, permite pulir el resultado. En este punto decidí difuminar mucho más la mano, para crear un efecto de compresión de la profundidad de campo.

La imagen está lista. Ya puestos, decidí utilizar el grueso del trabajo de procesado para alguna otra foto. Básicamente me valía todo menos el recorte de la mano. Estos son otros resultados.
Avatar otras
Espero que os haya gustado. Seguiré jugando un poco con estas herramientas en próximas ocasiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s