029 - Islas Eolias - Lípari - Barcas en Marina Corta
Barcas en el puerto de Marina Corta
Localización : Lípari, (Islas Eolias), Septiembre de 2007.
Datos EXIF no disponibles

Hace un tiempo publiqué un artículo acerca de Philippe Boursellier, fotógrafo que estuvo durante 10 años fotografiando volcanes a lo largo y ancho del mundo. En ese artículo, mencionaba que gracias a una foto suya decidimos hacer un viaje a las Islas Eolias. El caso es que, como cada vez que hablo o recuerdo aquel viaje, me entra un arrebato verbal que soy incapaz de contener. Hoy quiero hablaros de aquellos maravillosos lugares. Se que este es un blog de fotografía, así que intentaré ceñirme al tema sin divagar demasiado, aunque ya os aviso de que seguramente el artículo se me vaya un poco de las manos. En fin, valor y al toro.

Las Islas Eolias se sitúan al noreste de Sicilia. Para llegar a ellas se debe tomar uno de los “aliscafos”, barcos que “planean” sobre unos patines, tardándose menos de una hora desde el puerto de Milazzo, o unas 4 horas desde Palermo. Son siete islas: Lípari, la mayor y capital administrativa, Vulcano, situada a escasos 10 minutos en aliscafo al sur de Lípari, Salina con sus dos volcanes gemelos, Panarea, con sus casas y villas de lujo, Estrómboli con su espectacular volcán y finalmente Filicudi y Alicudi, las más aisladas dado que quedan al oeste del grupo principal de islas. El turismo básicamente está constituido por italianos. La mejor época para viajar a las islas es la primera quincena de septiembre; por un lado, el grueso de los turistas ya se ha marchado; por otro, los aliscafos mantienen sus horarios de verano y por último, al calor ha remitido ligeramente.

029 - Islas Eolias - Lípari Fortaleza española

Fortaleza de Lípari

Localización : Lípari, (Islas Eolias), Septiembre de 2007.
Datos EXIF no disponibles

Lo que las islas nos ofrecen no es poco. Volcanes, unos activos y otros extinguidos, aguas cristalinas, calas recónditas, campos y viñedos, bosques, senderos… Sin duda se trata de un lugar extraordinario para el fotógrafo. Tan solo visitar el Estrómboli podría justificar el viaje. Por eso merece la pena estudiar bien el equipo que se va a llevar. Desgraciadamente en aquella época yo tenía una Nikon F80 de 35mm, con lo que el número de fotos que hice era claramente escaso por culpa del analógico y su calidad bastante deficiente, en este caso por culpa mía, no por la cámara. La mayor parte de las fotos no llegan a satisfacerme, y me da la impresión de que la película no estaba en las mejores condiciones dado que todas las fotografías tienen una ligera dominante naranja. A todo ello se suma un escaneado deficiente. Las fotos originales en papel son algo mejores.

Pese a que son bastante distintas unas de otras, en general presentan una vegetación típicamente mediterránea, son bastante agrestes, dado que todas ellas, (excepto Lípari), poseen conos volcánicos de mayor o menor tamaño. Las aguas que bañan sus playas y acantilados son de un color azul turquesa espectacular y absolutamente cristalinas. Sin embargo cada una posee luego sus propias características.

029 - Islas Eolias - Salina - Monte Porri

Monte dei Porri desde su volcán gemelo

Localización : Salina, (Islas Eolias), Septiembre de 2007.
Datos EXIF no disponibles

De las siete, estuvimos en cinco de ellas; Filicudi y Alicudi quedaban demasiado lejos como para poder desplazarnos hasta allí en el mismo día, y no teníamos más vacaciones como para pasar alguna noche en una de ellas. Así pues, establecimos nuestra “base” en Lípari, desde donde cada mañana tomábamos el aliscafo para desplazarnos a la isla que íbamos a visitar ese día. De este modo se puede visitar cómodamente Salina, Vulcano y Panarea, aparte de la propia Lípari. La única isla que dejamos aparte fue Estrómboli, en la que pasamos tres noches.

Lípari es la mayor de todas las islas, y merece la pena recorrerla en coche o lo que es más típico, en moto. En ella podremos ver las minas de piedra pómez donde Mussolini condenaba a los disidentes políticos, algunas iglesias con vistas espectaculares y estampas de Vulcano impresionantes. Pero lo que más me gustó fue la capital. Cierto es que no es una ciudad especialmente bonita, pero sí auténtica, donde podrás ver y escuchar a los vendedores de pescado fresco coreando las excelencias de sus capturas junto a sus puestos ambulantes. Posee una fortaleza en la que se han superpuesto estilos desde que los Normandos fundaran un monasterio benedictino. Sus calles son una delicia. El puerto de Marina Corta es un incesante ir y venir de barcas, turistas y gentes del lugar, un lugar maravilloso donde poder degustar un típico vino de malvasía, especialidad de las islas.

029 - Islas Eolias - Vulcano - Cima del volcán

Lípari visto desde Vulcano

Localización : Vulcano, (Islas Eolias), Septiembre de 2007.
Datos EXIF no disponibles

La isla más cercana a Lípari es Vulcano. De ella se decía en la antigüedad que era el lugar donde vivía y tenía su forja el dios del mismo nombre, (el Hefesto de los griegos), pues el volcán lleva expulsando gases y vapores desde hace siglos. El volcán es una montaña de apenas 400m; se puede acceder a la cresta del cráter por un sencillo camino de tierra. Incluso es posible dar la vuelta al mismo entre las fumarolas y las emanaciones de gas, con solo tomar ciertas medidas de seguridad, esto es, no bajar de la cresta, taparse la boca y la nariz con pañuelos y cuando se atraviesen zonas donde los gases emanan, pasar rápido y sin detenerse. Al parecer no son raras las muertes de gente que ignora las señales y bajan al fondo del cráter, donde el oxígeno ha sido desplazado por los gases que emite el volcán, más pesados que el aire. Desde la cima en días claros se puede tomar algunas espectaculares fotografías con Vulcanello, una península de Vulcano, Lípari, Panarea e incluso Estrómboli. Los colores amarillos y ocres del azufre impregnando la roca dan un aspecto extraterrestre al lugar. En la península de Vulcanello, podemos recorrer un paseo que nos permite observar gran cantidad de “bombas” volcánicas, enormes piedras expulsadas en las distintas erupciones y que han caído por doquier. También puedes “disfrutar” de un baño de barro volcánico que deja la piel muy suave, pero con una peste a azufre que tumba de espaldas. Ya os digo que en general, la ropa que uséis para caminar por el volcán quedará impregnada de olor a azufre para el resto del viaje, aunque la lavéis. El bañador que usé para las piscinas de barro, terminó en la basura tras múltiples lavados.

Para mi gusto Salina es la más bonita de las islas. Posee dos volcanes gemelos, el “Fossa delle Felci” y la “Monte dei Porri”, que se diferencian en que el primero de ellos está cubierto de árboles y el otro absolutamente despoblado. Os recomiendo subir a la “Fossa delle Felci”, el que está más cerca de Santa María de Salina, que es donde os deja el aliscafo. La subida es dura, pues partiendo del nivel del mar alcanzas los 962m de altura en muy poca distancia horizontal, pero las vistas desde arriba son espectaculares. El cráter del volcán, hoy en día extinguido, se encuentra cubierto totalmente por helechos que le dan nombre. El resto de la isla es también digno de visitarse. Se da la curiosidad de que en esta isla se ha rodado la película “El cartero y Pablo Neruda”. De hecho se puede ver la casa donde se rodó, así como la cala-puerto de Pollara. También es encantador el puerto de Rinella, así como el faro de Punta Lingua

029 - Islas Eolias - Vulcano - Cráter

Cráter de Vulcano

Localización : Vulcano, (Islas Eolias), Septiembre de 2007.
Datos EXIF no disponibles

En Panarea podemos encontrar gran cantidad de casas privadas de lujo. El puerto de Panarea es un muestrario de yates y barcos de vela. Dicen que al puerto llegó en cierta ocasión un ferry que transportaba un único vehículo, un Ferrari. No está mal para una isla que debe poseer apenas 10km de calles y carreteras. En esta isla se encuentra la que dicen es la cala más bonita de las Islas Eolias, “Cala Junco”. Bien, está claro que para gustos los colores, pero sin duda es un lugar precioso. La única pega es que según la época, la orilla del mar se encuentra infestada de medusas. Junto a esta cala se encuentra un asentamiento neolítico consistente en fondos de cabañas sobre un istmo que se asoma a la cala. La isla es un paraíso para quien desea hacer submarinismo. A unas aguas cristalinas, se une el hecho de contar con un volcán submarino.

Pero lo que justifica absolutamente el viaje es la isla de Estrómboli, la isla-volcán por la que Julio Verne estableció la ruta de salida de los aventureros de “Viaje al centro de la Tierra”. La isla es un cono perfecto, con una altura de 900 metros sobre el nivel del mar, aunque la altura total del volcán desde el suelo basal bajo la superficie del mar es de más de 2000 metros. La isla posee ciertas características que la hacen única. Para empezar no hay ni un solo coche. De hecho no hay carreteras. Solo hay dos zonas urbanas, San Vincenzo – Piscitá – Scari, que forman en realidad un único núcleo urbano, y Ginostra en el otro extremo de la isla. En tiempos hubo un camino que unía ambas rodeando la isla, pero en una de las periódicas erupciones fue sepultado, de modo que hoy en día solo se puede acceder por barca a Ginostra. El volcán está en actividad constante, como el de Vulcano, pero en este caso, casi cada 15 minutos se produce una explosión. Además el burbujeo de lava es ininterrumpido. La subida al volcán está controlada, y es obligatorio contratar un guía acreditado por encima de la cota de los 200m. Existe la posibilidad de subir por la tarde, al anochecer y disfrutar del volcán en la oscuridad. Es una experiencia única que te permite contemplar y sentir la fuerza de la tierra a escasos metros. El rugido de la tierra en las explosiones es apabullante.

029 - Islas Eolias - Vulcano - Fumarolas

Azufre y fumarolas

Localización : Vulcano, (Islas Eolias), Septiembre de 2007.
Datos EXIF no disponibles

Es recomendable también dar la vuelta a la isla en barca, lo que permite disfrutar de las vistas del la “Sciara de Fuoco”, los restos de las grandes erupciones que emiten cantidad suficiente de lava como para que rebose el cráter y se desborde por la pendiente. La última de esas grandes erupciones tuvo lugar en 2007.

También creo que merece la pena pasar alguna noche en la isla; posee un gran encanto. En Estrómboli no hay alumbrado público en las calles, todo el mundo va con linternas o frontales y esa ausencia de luz artificial hace que los cielos sean muy claros. Aún recuerdo aquel atardecer tumbados en la playa mientras veíamos la noche caer.

029 - Islas Eolias - Vulcano Fumarolas activas

Humo en el cráter de Vulcano

Localización : Vulcano, (Islas Eolias), Septiembre de 2007.
Datos EXIF no disponibles

Sin duda son unas islas maravillosas a las que deseo fervientemente volver algún día.

Más referencias:

  • Snav : Una de las compañías de barcos y aliscafos que cubren el servicio de las islas.
  • Ustica Lines : Otra compañía de aliscafos.
  • Magmatrek : Empresa para contratar guías para recorrer el volcán de Estrómboli.
  • Artículo sobre las Islas Eolias, buen resumen de lo que se puede encontrar en cada una de ellas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s