Que la guerra lo cambia todo no es nada nuevo. Los lugares, las gentes, tras el paso de una guerra y más una del calado de la segunda guerra mundial son sacudidos de tal modo que no vuelven a ser 006 - Willy Roniscomo antes. La fotografía ya estaba plenamente desarrollada antes de la guerra, pero fue durante la misma cuando se produce su mayor expansión, cuando se transforma en un asunto de masas, cuando lo invade todo, y de hecho es entonces cuando las imágenes se convierten en omnipresentes, periódicos, revistas, carteles.

Los periódicos se llenan de imágenes bélicas, las revistas cubren cada frente, la guerra llega a cada puerta de cada hogar.

Willy Ronis

Es en este ambiente, tras el final de la segunda guerra mundial, cuando resurgió en Francia el movimiento humanista. Se trataba de un movimiento que ponía el foco sobre el hombre y su entorno, la cotidianidad de la vida de la gente anónima. Intenta eliminar cualquier otro aspecto que desvíe la atención del sujeto principal. Originalmente el movimiento humanista había aparecido en la década de los 30, cuando la fotografía social comenzó a abrirse paso de la mano de autores como Brassaï o Dorothea Lange. Incluso podría decirse que comenzó antes, en los albores del siglo si tenemos en cuenta a fotógrafos como Lewis Hine, quien retrató a inmigrantes o trabajadores en sus oficios). Pero es en el París de posguerra cuando se retoma con fuerza el movimiento de la mano de Henry Cartier-Bresson, Robert Doisneau o quien nos ocupa hoy, Willy Ronis.

006 - Willy Ronis - Los amantes del balcón de la Bastilla

 Los amantes del balcón de la Bastilla, Paris 1957 (Willy Ronis)

Si hay que señalar algunas diferencias de esta nueva oleada de humanistas es quizá que la mirada es ahora más limpia, más generosa y optimista en general con los retratados. Además ahora no se limita al fotoperiodismo o la fotografía documental, sino que también buscan abiertamente la estética de la fotografía, retratar el encanto subyacente en cada rincón fotografiado o en cada sujeto. Hay toques de humor, románticos y de gran encanto en las estampas que toman estos fotógrafos. Quizá el más conocido de estos, sea Robert Doisneau, incluso por delante de Cartier-Bresson. Y a la sombra de ambos, Willy Ronis.

Rue Laurence Savart Nace en 1910 en una familia culta. Su padre posee un estudio de fotografía en Montmartre, París, y su madre pianista. Desde muy joven se interesa tanto por la fotografía como por la música. Además, es un buen dibujante. Parece inclinarse por la carrera musical, pero su padre cae enfermo en 1932, lo que le obliga a hacerse cargo del negocio paterno. La música nunca deja de interesarle, tanto que influye en su modo de tomar fotografías. Posteriormente confesará que siempre encontró un gran parecido entre la música y la fotografía en el gusto que tenía por la composición, en particular el contrapunto.
Rue Laurence Savart, 1948 (Willy Ronis)

“Muchas de mis fotografías se toman desde distinto nivel, ya sea mirando hacia abajo o hacia arriba, tres planos en una sola imagen, al igual que tres melodías diferentes en fuga que trabajan juntas para dotar a la obra de estructura y armonía”.
El pequeño parisino El pequeño parisino, Paris 1952 (Willy Ronis)

En el estudio es donde conoce a fotógrafos como David Seymour alias “Chim” o André Friedmann, a punto de convertirse en Capa. La influencia de ambos parece que algo tiene que ver con sus sentimientos y deseos. El trabajo del estudio no le satisface. A la muerte de su padre en 1936, se hace con una Rolleiflex y abandona el negocio, dado que pretende convertirse en fotógrafo independiente. Sus ideas son de izquierdas, es militante comunista. De hecho comienza a publicar en revistas como “Ce soir” o “Regards”, ambas editadas bajo el auspicio del partido comunista. Sin embargo, el periodo de la segunda guerra mundial lo pasa alejado del frente de batalla. Antes de la caída de Francia trabaja en el servicio meteorológico de la fuerza aérea francesa y posteriormente en artillería. Todo termina con la ocupación alemana. Es de origen judío y se niega a llevar la estrella amarilla, de modo que debe esconderse durante la ocupación. Huye al sur, a Niza, la “Francia libre”. Durante este tiempo se coloca en una compañía de teatro. Al finalizar la guerra regresa a París, momento que coincide con el esplendor de su carrera. Conoce a la que será su mujer, Marie-Anne Lansiaux, que tendrá una gran influencia sobre él. Ficha por la agencia “Rapho”, en la que coincide con veteranos como Brassaï y otros más noveles como Doisneau.

Vincent, 5 años
Vincent, 5 años, 1945 (Willy Ronis)

Se trata de un fotógrafo todo-terreno. Escenas urbanas del día a día, fotografía de moda (más tarde publicará en Vogue), desnudos, escenas campestres… todo con gran sensibilidad y de forma casi poética. Sus imágenes son muy delicadas y captan con gran profundidad el alma del fotografiado. Es capaz de encontrar la belleza y la armonía de un rincón desvencijado. Sus fotos transmiten las sensaciones del ambiente. La luz tiene “textura”.

Desnudo frente a la ventana
Desnudo frente a la ventana, Paris 1955 (Willy Ronis)

En estos años logra un éxito considerable. Ya en 1953 es incluido en la exposición que se lleva a cabo en el MoMA, “Five french photographers”, a cargo de Edward Steichen, que muestra obras suyas y de Brassaï, Doisneau, Cartier-Bresson e Izis. Se convierte en el primer fotógrafo francés en trabajar para LIFE. Pese a todo, su prioridad es su familia, por lo que prefiere no aceptar encargos que le obliguen a viajes muy largos ni lejanos. En 1955, de nuevo, es incluido en la exposición “The family of men”, considerada la exposición más importante realizada nunca en lo que a fotografía humanista se refiere.

Pese a todo y al gran éxito que supone la publicación de su libro “Belleville-Ménilmontant” en 1954, está fuertemente desilusionado con los editores. Le clasifican como fotógrafo de bellas mujeres, cuando él cree que su especialidad es la gente de la calle. Se siente mucho más feliz fotografiando gente corriente en la calle, en los barrios obreros que en un estudio con modelos. Eso le decepciona hasta el punto de abandonar París y abrir un paréntesis en su producción fotográfica de casi 20 años. Solo a partir de 1981 retoma su actividad. Entonces el reconocimiento a su obra es unánime, recibiendo premios en todo el mundo.

Desnudo provenzal Desnudo provenzal, Gordes 1949 (Willy Ronis)

A finales de los 80, Vincent, su hijo, muere en un accidente de parapente, lo que unido a la enfermedad de Alzheimer sufrida por su esposa hace que el pilar fundamental en su vida que fue su familia se desmorone. En alguna entrevista por esa época deja traslucir que siente que su vida está finalizada. Lo extraordinario es que Ronis continuó ejerciendo la fotografía desde entonces hasta 2001, poco antes de morir, y tan solo porque debía andar con bastón, lo que le impedía moverse libremente para buscar su encuadre. Su última fotografía fue un desnudo.

Vacaciones de verano Vacaciones de verano, 1946 (Willy Ronis)

Personalmente, he de decir que Ronis me maravilló desde el mismo momento en que supe de él. Siento debilidad por las escenas Parisinas, esas en las que la ciudad adquiere un aspecto mágico. Las brumas, las nieblas, las figuras en las calles que les dan dimensión. Posee una gran sensibilidad para retratar niños, que le devuelven una mirada juguetona en la que se percibe la inocencia de los mismos y una ternura extraordinaria. Los desnudos son de una delicadeza perfecta, que me recuerdan por no se que conexión mental a los cuadros de los impresionistas. Ronis se especializó en la fotografía ocasional, es decir evita los posados y la mayor parte de las veces obtiene imágenes casuales, en las que capta el chispazo extraordinario, la mirada furtiva, un solo instante fugaz que se evapora al momento. Y en ese instante es cuando logra capturar aquello que los humanistas trataban de mostrar: la esencia de lo que se fotografía.

Referencias:

  • Foto mundo nos ofrece una interesante entrevista con Willy Ronis hablando sobre su visión dela fotografía.
  • En Hackel Bury Fine art podemos encontrar reproducciones de algunas de sus fotografías más famosas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s